El 8 de agosto de 1937 nacía en la finca “La Matilde” de El Sunchal, cerca de El Carmen, ciudad homónima del departamento del que es cabecera, en la provincia de Jujuy.

Hijo de José Jorge Cafrune y Matilde Herrera, fue apodado “El Turco”, tal como su padre.

Con antepasados árabes, pero de marcada raíz gauchesca, Jorge tomó clases de guitarra con Nicolás “El Burro” Lamadrid, a la par de que cursaba sus estudios secundarios.

En 1960, luego de su paso por “Las voces del Huayra” y “Los Cantores del Alba”, Cafrune comienza su carrera solista.

Compartió con Ariel Ramírez y Jaime Dávalos; llevó su canto más allá de las fronteras del país: Brasil, Uruguay, España, Francia, Estados Unidos.

Cafrune saltó a la popularidad en el festival de Cosquín de 1962. Promovió a grandes artistas como José Larralde y Mercedes Sosa.

“El Turco» fue quizás una de las personalidades más magnéticas del folclore. Serio, barbado, de entonación clara y tonos bajos, mucho más joven que lo que se creía, el trovador que popularizó la «Zamba de mi esperanza» nutría su repertorio con la temática yupanquiana. Decía de sí mismo: “no soy poeta, soy cantor y hago canción lo que escriben los poetas de mi país”.

Luego de “militar la canción” y responder al pueblo: interpretó en el Festival de Cosquin, a pedido del público, dos canciones prohibidas por la dictadura: Zamba de mi Esperanza y El Orejano; falleció víctima de un “accidente” de tránsito durante la madrugada del 1 de febrero de 1978 en la localidad bonaerense de Benavídez.